ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES:

La legislación educativa concibe las actividades extraescolares como aquellas encaminadas a potenciar la apertura del Colegio a su entorno y procurar la formación integral del alumnado en aspectos relacionados a la ampliación de su horizonte cultural, la preparación para su inserción en la sociedad o el uso del tiempo libre. Son actividades que ayudan a despertar en los alumnos y alumnas inquietudes, desarrollar valores y ampliar conocimientos en algún área. Hay que entenderlas como un complemento a la formación académica. También deben concebirse como actividades de ocio, atractivas, que entretienen, despiertan interés, buscan el relacionarse con otros chicos y chicas e introducirles en aficiones que, en muchos casos, durarán toda la vida. También cabe considerar que tienen otra faceta: son una opción facilitadora para la conciliación de la vida familiar y laboral de las familias, especialmente de aquellos alumnos de más corta edad, ya que supone un incremento de horas presentes en el colegio.

A partir de estas premisas, el colegio Salesiano Don Bosco de Cabezo de Torres, en plena sintonía con su Ideario y Proyecto Educativo-Pastoral Salesiano establece para cada curso una oferta de actividades extraescolares que pretender favorecer y ayudar siempre al crecimiento y desarrollo personal de los alumnos en todas sus dimensiones.

Esta oferta de actividades debe estar en ciclos de mejora continua para poder ofrecer una oferta de actividades extraescolares de calidad y contribuyan así a la Misión del Colegio.

Los objetivos generales en que se basan la propuesta de actividades extraescolares son:

  1. Fomentar la creatividad e imaginación.
  2. Desarrollar el intelecto de los alumnos.
  3. Propiciar un mejor conocimiento de sí mismo.
  4. Fomentar el deseo de superación personal.
  5. Estimular actitudes saludables para el desarrollo físico.
  6. Trabajar la psicomotricidad y la coordinación del cuerpo.
  7. Fomentar la integración con los demás.
  8. Ser facilitadoras para el futuro profesional y laboral.
  9. Propiciar el crecimiento personal de los alumnos en todas las dimensiones.

Todo esto se debe desarrollar en un ambiente educativo de Patio Salesiano, que se caracterice por:

  • El protagonismo de los destinatarios
  • El espíritu de familia
  • La razonabilidad y flexibilidad
  • El trabajo diario
  • La invitación a la creatividad
  • El clima de alegría
  • Confianza y simpatía hacia el mundo de los niños y los jóvenes

Y en el que se cuide la relación educativa personal, que reconozca la individualidad de cada alumno y que se traduce en capacidad de acogida y diálogo.