D. Eduardo Arduña: nuevo director de Cabezo de Torres.

Jue, 15/07/2010
Una treintena de personas acompañaron el acto de toma de posesión.
Redacción
Ambiente de familia y cordialidad para esta nueva etapa en la vida e historia salesianas de Cabezo de Torres.
D. Eduardo Arduña: nuevo director de Cabezo de Torres.D. Eduardo Arduña: nuevo director de Cabezo de Torres.D. Eduardo Arduña: nuevo director de Cabezo de Torres.
En la tarde del 14 de julio, sobre las 17’30 h., a pesar del profundo calor murciano, comenzaron a congregarse, en los alrededores del “patio del olivo” todas las personas que habíamos de de participar y acompañar el acto que tendría lugar media hora más tarde.
El P. Provincial, los salesianos, tanto de la Comunidad como de fuera, y todas las personas que representaban a los diversos ambientes de la CEP, así como una nutrida presencia de personas de Salesianos Alcoy, donde D. Eduardo ha estado durante cuatro años.
El acto comenzó con una bienvenida inicial del P. Inspector, recordándonos el motivo de nuestro encuentro y la significatividad, en el estilo salesiano, que tiene un acto como este. Tras esto, se leyeron algunos artículos de las Constituciones Salesianas, que hacían referencia al ministerio y la función del Director en una Casa Salesiana.
También se dio lectura a un texto del Evangelio, que presidía toda la celebración y un canto inicial invocando la presencia y asistencia del Espíritu Santo. Seguidamente, procedió la profesión de fe de D. Eduardo, la lectura de la aprobación y nombramiento que realizó el P. Inspector y, finalmente, la firma de los documentos correspondientes.
El P. Inspector agradeció, en sus palabras, la disponibilidad y el servicio de D. Eduardo, al haber aceptado esta responsabilidad. Le recordó que el Director ha de ser “Don Bosco” en Cabezo de Torres y en este tiempo, Padre, Maestro y Guía de la Comunidad Salesiana y de toda la CEP. Así mismo, agradeció a Dios la persona y el servicio realizado por D. Juan Manuel durante los últimos tres años, así como su disponibilidad para sus nuevas responsabilidades en la Casa de Burriana.
Acabó el acto con un canto a María Auxiliadora, para que Ella nos proteja y acompañe siempre en el camino de la vida. Tras esto, se sirvió un pequeño refrigerio en la cantina del Colegio, tras la cual todos marcharon, para continuar con sus días vacacionales. Agradecemos a Dios que nos ponga en el camino a personas que, en salesiano, sigan dando vida, y vida en abundancia, a esta Casa de Cabezo de Torres. Todos, desde ya mismo, nos ponemos a disposición de D. Eduardo y le deseamos un próspero y salesiano directorado.